SCALA significa opulencia sensual. Ricos y sensuales los colores suaves y expresivos. Los diseños son recordatorios incisivos de temas clásicos barrocos y rococó y reminiscencias japonesas. El más alto nivel de refinamiento en la elección de los materiales: laca, mica y, como novedad absoluta, cuentas de vidrio, que dan a los papeles pintados un brillo excitantemente delicado. Gránulos, ya no puros y arcaicos, sino ricos y brillantes.

La novedad son perlas diminutas e incoloras que representan la ligereza con la que Ulf Moritz supera los límites del diseño y crea innovaciones. La novedad vanguardista recibe un refinamiento iridiscente por la diferente incidencia de la luz, ya sea mate como el terciopelo o suavemente brillante como el damasco noble. Un acabado adicional de mica refuerza el fuerte lustre. La luz se refracta suavemente en los colores de fondo del papel pintado.

Papeles pintados