Los papeles pintados de aplastamiento son una especialidad de la Marburger Tapetenfabrik. Desde hace 20 años la empresa familiar de Hesse es el único fabricante capaz de producir revestimientos de pared tan nobles y de tan alta calidad. Todos los papeles pintados tienen un carácter de fábrica. Cada uno de ellos es único porque los pliegues – a veces generosamente verticales, a veces en pequeños pliegues – siempre corren a través de la máquina de manera diferente.  

La colección presenta diseños completamente nuevos: un pliegue que en su aspecto recuerda a los finos dibujos de tinta china. Viene del centro de la red y se extiende diagonalmente en finos trazos que parecen ramas. Los colores son tan nobles como el diseño: azul-negro con platino o ducado de oro con laca roja. 
Un motivo reducido de damasco, con sólo un toque de color, subraya la gracia del segundo diseño. Los colores también se subordinan a esta delicadeza: nácar suave, gris noble y amarillo de palacio aristocrático. 

Papeles pintados